Los guionistas de SoulCalibur son unos genios.