Usamos cookies propias y de terceros para mostrar información personalizada, y por motivos estadísticos. Si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. OK Más información
Asesinaría primero a los que están grabando en vertical…

Asesinaría primero a los que están grabando en vertical…

  
    

Gladiadores telefónicos.

Enviado por Roman.

  
    
Brillante idea.

Brillante idea.

  
    

Realidad aumentada con perspectiva.

  
    

Todo evoluciona extrañamente hacia un rectánculo negro…

  
    

GameKlip™: Disponible para Android.

  
    
Cargadores de móvil que funcionan con fuego siendo vendidos en Manhattan.
Fuente.

Cargadores de móvil que funcionan con fuego siendo vendidos en Manhattan.

Fuente.

  
    

Solo podía quedar uno.

  
    
Publicidad engañosa…

Publicidad engañosa…

  
    


Hace aproximadamente un año publiqué un post que trataba sobre la Nomofobia, una nueva patología surgida a raíz del uso (y a veces abuso) del teléfono móvil, provocando una dependencia total a éste.

La entrada de hoy está dedicada  al “Síndrome de la vibración fantasma”, un nombre acuñado por un grupo de neurólogos de varias universidades norteamericanas, cuyas investigaciones se basaron en estudiar la sensación que sienten muchas personas que creen que su móvil ha vibrado y se apresuran a mirar quién les ha llamado o enviado un mensaje.

Lo curioso del caso es que esto ocurre en infinidad de ocasiones en el que no se lleva el teléfono encima o incluso estando éste apagado, llegando a ser comparado con el “Síndrome del miembro fantasma”, del que ya os hablé hace unos meses y que padece un gran número de personas amputadas, que sienten picor o dolor en el miembro que ya no tienen.

El hecho de que a una persona le ocurra el Síndrome de la vibración fantasma es debido a la costumbre que ha adquirido de estar continuamente recibiendo llamadas y/o mensajes a lo largo del día y esto hace que la parte de su cuerpo que normalmente está en contacto con el móvil perciba esa ‘vibración fantasma’, a pesar de no estar recibiendo ninguna llamada en ese momento. Lo mismo ocurre con el oído, el cual es capaz de escuchar el peculiar sonido de la vibración sin que esté sonando.

  
    

1 2 ...2