Cuando adquieres un gato:
Paso nº1: empezar a trolearle, por ejemplo, convirtiéndolo en crisálida usando un calcetín. 
Ten en cuenta que él no dudará en tocarte las pelotas, es importante que le dejes claro desde el principio quién es el “master of trolling” de la casa.

Cuando adquieres un gato:

Paso nº1: empezar a trolearle, por ejemplo, convirtiéndolo en crisálida usando un calcetín. 

Ten en cuenta que él no dudará en tocarte las pelotas, es importante que le dejes claro desde el principio quién es el “master of trolling” de la casa.