anguila

Un cocinero chino de 59 años de la ciudad de Sichuan ha fallecido después de que varios compañeros quisieran gastarle una broma y aprovecharan que estaba dormido para introducirle una anguila viva por el ano, según publica el diario inglés The Sun.

Al parecer, el hombre, del que se desconocen más datos, se emborrachó de tal forma que se rindió al sueño, momento en que sus ‘amigos’ aprovecharon para gastarle la pesada broma.

El animal, de 50 centímetros de largo y muy utilizado en la cocina oriental, le devoró las entrañas por lo que el hombre falleció por las heridas provocadas después de 10 días ingresado en el hospital de la ciudad.