Ryan Gosling’s cuando las chicas gritan por su presencia.