mclarenx:

Distraer en los penaltis