Como todo lo anterior había fracasado, el último deseo de la humanidad fue que el papel realmente venciese a la piedra.

Como todo lo anterior había fracasado, el último deseo de la humanidad fue que el papel realmente venciese a la piedra.