El exótico doble K.O. ha llegado.