-Cariño, está lloviendo y sigues siendo una puta.

+¿Y qué?

-Me dijiste que con el tiempo cambiarías…