Monólogo: Ernesto Sevilla - No tengo ojete.