Depredador sexual, sí, pero elegante.

Depredador sexual, sí, pero elegante.