- Mamá, mamá, ¿por qué celebramos la Navidad en junio?
- Hijo… porque con el cáncer que tenes no llegas a diciembre ni de coña…

Bien, después de esta introducción que me asegura una plaza fija en el Infierno (otra), os propongo una maratón de chistes crueles, de humor negro en estado puro.

Porque veo que aún danzan por aquí personas que no acaban de entender este tipo de humor y lo utilizan para llevarse todo al terreno de la seriedad y exteriorizar sus problemas para defecar. Démosles el último empujoncito para que abandonen este blog infernal.

Se abre la veda en los comentarios.

//Edit: Por favor EVITAD hacer chistes con personas reales, nada de Irene Villa, ni similares. Utilizad generalidades tipo: “va un niño con cáncer y…”. Gracias.