Ser idiota es un derecho prostitucional.

Ser idiota es un derecho prostitucional.