El asesino de la motosierra.

Imagínate que estás en un bar tomándote una cervecita y aparece un tío loco con una motosierra… pues eso ha pasado. Aunque al final el loco se lleva la del pulpo…