No eres un auténtico hipster si no le pones esta carcasa a tu móvil, y lo usas mientras montas en tu Longboard.