Internet está lleno de gatos y vídeos en SlowMotion…

¿Y si juntamos las dos cosas?