Así se pone un robot en Marte.

Porque Dios ha querido, amén.

Enviado por Randolfo.