Han sido encontradas en Ávila dos mastines preciosas abandonadas, Luina, la madre, que no llega a los dos años, y Huella, la hija, que no llega a los 8 meses.

Si te interesa sigue leyendo en “leer más”.

Hola Fino, finolis, fino adictos/as y finominas:

Por tercera vez que escribo esto, a ver si acierto a darle al botón adecuado. Os cuento la historia desde el principio: Desde principios de verano, en mi pueblo de Ávila, donde mi tío ya se hace cargo de dos perretes y cinco gatetes, nos encontramos abandonados dos mastines preciosos, Luina, la madre, que no llega a los dos años, y Huella, la hija, que no llega a los 8 meses, por muy grande que sea. Nosotros no nos podemos hacer cargo de ellas, y las estamos intentando dar a alguien que sepamos que las van a cuidar bien. El caso es, llega el invierno, y allí hace mucho frío, y no nos podemos hacer cargo de ellas. Luina es un poco reacia hasta que te conoce, porque la han debido de pegar mucho (cuando la encontramos tenia heridas y marcas), pero tanto ella como Huella, son super cariñosas, super agradecidas, muy muy muy muy muy juguetonas, y un autentico encanto. 

La foto que os envío es de Huella, que se llama así porque tiene una mancha en forma de huella en su hocico. Perdonar la calidad, pero la foto es de la Black Berry de un vecino, y me la ha enviado por waaaasaaaaaaaaaaa, así que la calidad es horrenda. Luina hoy no la han podido sacar fotos porque no ha venido. 

Así que buscamos a alguien, cariñoso, que pueda ofrecerles amor y un buen hogar, a ser posible grande. No nos gustaría separarlas, pero si es preciso, habrá que hacerlo, por si alguien sólo quiere una de ellas.

Ayudarnos a encontrarlas un hogar, poooorfis! (:

Por cierto, mi correo es tangozulu8@gmail.com , uno de estos que te haces de niño sin pensar las consecuencias, podéis contactar ahí conmigo.

Beeeesos y abrazos, y repartirlos como queráis! Gracias de antemano! (: