Julián López: nos comen los chinos.