Imagina que eres un ratón (el punto rojo) y debes escapar del círculo, pero el gato (el punto azul) que corre 4 veces más que tú intentará atraparte. Compártelo con tus amigos a ver si son capaces de hacerlo, te aseguro que no es imposible :D. 

Para que veáis que no es imposible aquí os dejo una captura de lo que pasa cuando lo consigues (me ha costado un par de minutos pillarle el truco).

Enviado por Saodin.