"Tranquilos, vuestro hijo está en buenas manos"

Profesión frustrada: Urólogo chapero.