No hay nada más duro que ir a cagar y haberte dejado el móvil en el salón…

No hay nada más duro que ir a cagar y haberte dejado el móvil en el salón…