Maldito Apple y su quimérica búsqueda de la perfección…

Maldito Apple y su quimérica búsqueda de la perfección…