100 metros engendro.

Una de las luxaciones más bizarras que verás jamás.