Cuenta la leyenda que existe un pueblo en el que no hay hombres y las mujeres vagan por la calle como Zombies buscando sexo, tocándose entre ellas y rozándose con lo primero que pillan…