Seguro que muchos pensáis, al igual que yo, que no hacen falta unos buenos gráficos o una trama muy elaborada para que un juego te enganche mucho, como ejemplo retro tenemos el Tetris o el Pong. Lo que os traigo hoy, gracias a un aporte de Fredy, es altamente adictivo. Avisados estáis.

Haz click aquí para probar de qué madera estás hecho.