La elegancia no está reñida con la sequedad.

La elegancia no está reñida con la sequedad.