Hace unos días, viendo el programa de Arguiñano (si, que pasa, ¿algún problema? ¿e? ¿eh?!) llegó el momento de soltar un chiste, como no. Esto fue lo que escuché antes de que me sangraran los oídos:

"Erase una vez un hombre, tan viejo, tan viejo, tan viejo… que estaba en blanco y negro".

Se lo conté a un vecino que me caía mal y ahora está muerto…. es broma… bueno no; murió, pero porque tenía cáncer.

Desde aquí os invito a soltar todos esos chistes horribles que habéis escuchado alguna vez, de tu cuñao, del vecino raruno… y que os han dejado pokerface.

Utilizad los Comentarios.